La peor película de todos los tiempos

O eso consideraron los críticos de cine norteamericanos Michael y Harry Medved en su libro The Golden Turkey Awards de 1980, obra que juzgaba las peores producciones cinematográficas de Hollywood. ¿Y de que película estamos hablando? Pues ni más ni menos que de Plan 9 del Espacio Exterior (Plan 9 from Outer Space), dirigida y producida por Ed Wood en 1957.

Hace ya unos meses que estoy colaborando en el fanzine asturiano Wrack !! & Roll, ilustrando una sección de cine que repasa los llamados “otros clásicos”, es decir, aquellas películas de terror/ciencia ficción consideradas de Serie B, o sea, ese cine comercial de bajo presupuesto que se popularizó durante la edad de oro de Hollywood y que se proyectaba casi siempre como parte de un programa doble.

En el último numero realizado hasta la fecha se rinde homenaje a este film, una curiosa mezcla de película de extraterrestres y zombies considerado hoy día un clásico de culto. Hecho curioso a pesar de los numerosos fallos que presenta, desde errores en la dirección y fallos de continuidad, hasta una paupérrima producción que se traduce en decorados de cartón y ovnis sujetados por hilos. Su director además, fue un personaje carismático donde los haya, magníficamente retratado por Tim Burton en 1994, en el biopic Ed Wood (película muy recomendable que cuenta con magnificas interpretaciones de Johnny Deep, Bill Murray, Sarah Jessica Parker y Martin Landau). Si no conocéis ni Plan 9 ni la cinta de Burton, la lectura de esta publicación es una buena oportunidad para que os organicéis un programa doble con ambas.

Os adjunto pues mi particular celebración de dicho film y os invito a descubrir esta película, la peor de todos los tiempos.

Ladrones de cuerpos

Mis dos últimas colaboraciones para el fanzine asturiano Wrack!! & Roll, tienen un curioso denominador común cinematográfico: el cine de terror de la Universal.

Entre los años treinta y cincuenta del siglo pasado, la compañía Universal Pictures produciría algunas de las mejores cintas de terror de todos los tiempos, películas que hoy en día son clásicos indiscutibles de la historia del cine. Estas cintas darían vida en el cine a monstruos tradicionales de la literatura tales como: Drácula, El Hombre Invisible, El Fantasma de la Ópera o Frankenstein.

Bela Lugosi (1882-1956) y Boris Karloff (1887-1969), serían dos de las estrellas recurrentes que pondrían su rostro y su cuerpo a estos monstruos, logrando interpretaciones memorables que perdurarían en el imaginario popular. El primero, dando vida al vampiro más famoso de los que existen, el Conde Drácula, y el segundo, encarnando a la inmortal creación de Mary W. Shelley, Frankenstein.

Lugosi y Karloff no solo coincidirían en varias películas, sino que además, aunque sea por los caprichos de las traducciones españolas de la época, protagonizarían dos películas de título muy parecido en las que, aunque de distinta manera, darían vida a dos siniestros personajes roba-cadáveres. Lugosi lo haría en El Ladrón de Cuerpos (The Corpse Vanishes, 1942), y Karloff, en El Ladrón de Cadáveres (The Body Snatcher, 1945). Y es precisamente a estos dos films a los que mis ilustraciones rinden homenaje.

A %d blogueros les gusta esto: