Ladrones de cuerpos

Mis dos últimas colaboraciones para el fanzine asturiano Wrack!! & Roll, tienen un curioso denominador común cinematográfico: el cine de terror de la Universal.

Entre los años treinta y cincuenta del siglo pasado, la compañía Universal Pictures produciría algunas de las mejores cintas de terror de todos los tiempos, películas que hoy en día son clásicos indiscutibles de la historia del cine. Estas cintas darían vida en el cine a monstruos tradicionales de la literatura tales como: Drácula, El Hombre Invisible, El Fantasma de la Ópera o Frankenstein.

Bela Lugosi (1882-1956) y Boris Karloff (1887-1969), serían dos de las estrellas recurrentes que pondrían su rostro y su cuerpo a estos monstruos, logrando interpretaciones memorables que perdurarían en el imaginario popular. El primero, dando vida al vampiro más famoso de los que existen, el Conde Drácula, y el segundo, encarnando a la inmortal creación de Mary W. Shelley, Frankenstein.

Lugosi y Karloff no solo coincidirían en varias películas, sino que además, aunque sea por los caprichos de las traducciones españolas de la época, protagonizarían dos películas de título muy parecido en las que, aunque de distinta manera, darían vida a dos siniestros personajes roba-cadáveres. Lugosi lo haría en El Ladrón de Cuerpos (The Corpse Vanishes, 1942), y Karloff, en El Ladrón de Cadáveres (The Body Snatcher, 1945). Y es precisamente a estos dos films a los que mis ilustraciones rinden homenaje.

A %d blogueros les gusta esto: