La peor película de todos los tiempos

O eso consideraron los críticos de cine norteamericanos Michael y Harry Medved en su libro The Golden Turkey Awards de 1980, obra que juzgaba las peores producciones cinematográficas de Hollywood. ¿Y de que película estamos hablando? Pues ni más ni menos que de Plan 9 del Espacio Exterior (Plan 9 from Outer Space), dirigida y producida por Ed Wood en 1957.

Hace ya unos meses que estoy colaborando en el fanzine asturiano Wrack !! & Roll, ilustrando una sección de cine que repasa los llamados “otros clásicos”, es decir, aquellas películas de terror/ciencia ficción consideradas de Serie B, o sea, ese cine comercial de bajo presupuesto que se popularizó durante la edad de oro de Hollywood y que se proyectaba casi siempre como parte de un programa doble.

En el último numero realizado hasta la fecha se rinde homenaje a este film, una curiosa mezcla de película de extraterrestres y zombies considerado hoy día un clásico de culto. Hecho curioso a pesar de los numerosos fallos que presenta, desde errores en la dirección y fallos de continuidad, hasta una paupérrima producción que se traduce en decorados de cartón y ovnis sujetados por hilos. Su director además, fue un personaje carismático donde los haya, magníficamente retratado por Tim Burton en 1994, en el biopic Ed Wood (película muy recomendable que cuenta con magnificas interpretaciones de Johnny Deep, Bill Murray, Sarah Jessica Parker y Martin Landau). Si no conocéis ni Plan 9 ni la cinta de Burton, la lectura de esta publicación es una buena oportunidad para que os organicéis un programa doble con ambas.

Os adjunto pues mi particular celebración de dicho film y os invito a descubrir esta película, la peor de todos los tiempos.

Ladrones de cuerpos

Mis dos últimas colaboraciones para el fanzine asturiano Wrack!! & Roll, tienen un curioso denominador común cinematográfico: el cine de terror de la Universal.

Entre los años treinta y cincuenta del siglo pasado, la compañía Universal Pictures produciría algunas de las mejores cintas de terror de todos los tiempos, películas que hoy en día son clásicos indiscutibles de la historia del cine. Estas cintas darían vida en el cine a monstruos tradicionales de la literatura tales como: Drácula, El Hombre Invisible, El Fantasma de la Ópera o Frankenstein.

Bela Lugosi (1882-1956) y Boris Karloff (1887-1969), serían dos de las estrellas recurrentes que pondrían su rostro y su cuerpo a estos monstruos, logrando interpretaciones memorables que perdurarían en el imaginario popular. El primero, dando vida al vampiro más famoso de los que existen, el Conde Drácula, y el segundo, encarnando a la inmortal creación de Mary W. Shelley, Frankenstein.

Lugosi y Karloff no solo coincidirían en varias películas, sino que además, aunque sea por los caprichos de las traducciones españolas de la época, protagonizarían dos películas de título muy parecido en las que, aunque de distinta manera, darían vida a dos siniestros personajes roba-cadáveres. Lugosi lo haría en El Ladrón de Cuerpos (The Corpse Vanishes, 1942), y Karloff, en El Ladrón de Cadáveres (The Body Snatcher, 1945). Y es precisamente a estos dos films a los que mis ilustraciones rinden homenaje.

Man of Steel

Coincidiendo con el estreno del famoso Snyder Cut de La liga de la Justicia (en el que volveremos a ver al actor Henry Cavill enfundado en el traje de Superman), aquí tenéis una pequeña ilustración del Hombre de Acero de la que he realizado tres versiones: blanco y negro, color y duotono. Éste último un pelín retocado, inspirado en el estilo de la portada del famoso cómic de Mark Millar, Dave Johnson y Kilian Plunkett: Superman, Red Son (Superman, Hijo Rojo).

Aprovecho para recordaros que si queréis saber como añadir tramas de puntos a vuestros dibujos, podéis visitar mi post anterior que lleva por título Tramas, o ver directamente el tutorial en la pestaña Tutoriales.

Adiós a Stan Lee

El pasado 12 de noviembre fallecía Stan Lee (1922-2018), una de las figuras más relevantes de la historia del cómic del último medio siglo. Su nombre real era Stanley Lieber y fue ni más ni menos que el creador de personajes como Spiderman, Hulk, Los 4 Fantásticos, Iron Man, Los Vengadores o X-Men, entre muchos otros.

Sus creaciones lograron que la editorial para la que trabajaba (que no era otra que Marvel Comics), se convirtiera en la más importante del momento, marcando el inicio de la denominada “Edad de Plata” del cómic estadounidense. Asimismo, trabajó codo con codo con ilustradores hoy día venerados como Jack Kirby o Steve Ditko. Además de escritor y editor de cómics, Lee fue productor de cine y T.V., y también actor ocasional en bastantes películas, siendo muy celebrados por los fans sus cameos en las producciones cinematográficas de Marvel Studios.

Los autores de cómic y amantes del mismo, estaremos eternamente agradecidos por sus creaciones. Es por ello que desde éste modesto blog quiero rendir un pequeño tributo al hombre cuyos personajes me han hecho pasar tan buenos ratos de niño…y de adulto. Gracias por todo, Maestro. Excelsior!

Sin trampa ni cartón

Sabido es que las posibilidades que hoy en día te ofrece la tecnología digital son virtualmente infinitas. A pesar de ello, sigo pensando que la materia prima es lo importante. Aunque luego los dibujos se puedan colorear y retocar de mil maneras, si partimos de un material suficientemente bueno, la tecnología se convierte en una herramienta que nos puede ayudar a mejorar ostensiblemente el producto final.

Es por ello que en este post he decido adjuntar unas capturas de mi cuaderno sin retocar, tal cual las dibujé, con sus “borrones y suciedad”. Sin trampa ni cartón. Desde que he vuelto a retomar los lápices tras largo tiempo sin dibujar, siempre procuro llevar un cuadernillo encima en el que intento (al menos cada día) hacer algunos dibujitos en él. Se trata de ir puliendo y perfeccionando aptitudes, ponerse retos a uno mismo siendo capaz de dibujar cosas difíciles y por encima de todo, copiar y copiar (o acaso alguien cree que hay algún truco mágico para aprender a dibujar ?). Como decía el maestro Joe Kubert: Sólo tienes que coger papel y lápiz. Y no te olvides de la goma. Ninguno de nosotros es perfecto y siempre podemos aprender de los errores. Luego, empieza a dibujar. Todo el mundo tendría que saberlo, pero, no sé por qué, hay quién lo ignora: sólo se aprende a dibujar (¡y creo que todo el mundo puede!) dibujando uno mismo. Dibujando mucho. Tus progresos en el dibujo, la rapidez en el aprendizaje y la calidad final estarán estrechamente ligados a las horas de ejercicio. Queda dicho!

Ravage 2099, Jim Rhodes (Maquina de Guerra) y Adam Warlock.
Ravage 2099, Jim Rhodes (Máquina de Guerra) y Adam Warlock.

Spiderwoman y Ms. Marvel

Spiderman
Spiderman

Es la hora de las tortas!

No podía empezar este blog de otra manera que con el grito de guerra de Ben Grimm, la adorable cosa de ojos azules y miembro de los Cuatro Fantásticos, uno de los títulos fundamentales en la historia del Universo Marvel. Y qué podréis encontrar aquí? Pues ni más ni menos que mis dibujos, muestras de proyectos en los que ande trabajando o simplemente ideas y bocetos que se me ocurran.

Para empezar, este dibujo de La Cosa, inspirado en el espléndido trabajo que uno de mis autores favoritos realizó en Los Cuatro Fantásticos allá en los años 80. Me refiero a John Byrne.

Para quién no conozca a éste autor, me permito recomendarle su página web http://www.byrnerobotics.com/. Vale la pena que echéis un vistazo al trabajo de este magnífico guionista y dibujante.

Bienvenidos!

A %d blogueros les gusta esto: